Honda CX 500 40 Highflyer de NCT Motocicletas, irremediable deseo

Preparaciones / hace 167 dias

NCT Motorcycles es una empresa construye motocicletas que nadie necesita pero que todos quieren, y su exquisito trabajo de personalización sobre una Honda CX 500 de 1978 no es una excepción. Está inspirada en la Concept CB1100 TR que Honda presentó en el EICMA en 2016. Esta no es una motocicleta que necesitemos, pero la deseamos irremediablemente.

 

El equipo austriaco nunca deja de impresionar al parque, y tiene una habilidad especial para hacer que cada detalle cuente. Un trabajo en el que la parte trasera original de la moto ha desaparecido. En su logar de ha construido un bastidor totalmente nuevo, al igual que el asiento de carbono y el depósito de gasolina, con aires más racing que el modelo originario. El basculante ha sido cambiado y se han abandonado los dos amortiguadores laterales, siendo sustituidos por una unidad central firmada por Öhlins. La parte trasera está más afilada y la óptica trasera rectangular que equipaba la Honda en origen deja paso a un moderno piloto con tecnología led.

 

 

El tren delantero, heredado de una Ducati 749 cuenta con una contundente horquilla invertida, decorada en un elegante color azul, pintado al polvo, y un par de discos que garantizan la frenada. NCT tuvo que trabajar en el eje de dirección para encajar la horquilla de Ducati en el chasis de la Honda original. El equipo austriaco hizo un gran trabajo con los neumáticos Avon Roadriders para soportar las exigencias de los nuevos frenos Brembo y la bomba Magura. También modificó las llantas.

 

Los cambios en el motor fueron más sutiles. Pulir los detalles y optimizar la mecánica original. El radiador fue reemplazado y la caja del filtro de aire fue sustituida por un filtro monoshock, con un conjunto de filtros en cono. En el escape, sin embargo, invirtieron mucho tiempo para que encajase a la perfección en el conjunto. De hecho, ha sido uno de los componentes más complicados en la preparación de la CX 500. Está construido totalmente en acero inoxidable, desde los colectores a las colas, que terminan en un acertado ángulo.

 

Al motor, las ruedas y el chasis se les ha dado una terminación en un negro intenso, pero el tanque y el colín fueron tratados con una impresionante pintura plateada, roja y azul, adornada con sutiles franjas de oro y un logotipo de Honda del período histórico de la moto. Para fotografiarla sobre la línea de meta, NCT tiño las horquillas con una elegante terminación en azul, y el el muelle del amortiguador en rojo.

 

Fotos de Peter Pegam

¿Sabías qué?

Los auténticos moteros cabalgan sobre sus propios hierros, creados a su gusto, como una extensión de su personalidad.