Dos ejemplos de cómo puede transformarse una Honda Rebel 1100

Preparaciones / hace 104 dias

Honda muestra la doble personalidad de la CMX1100 Rebel con dos customizaciones radicales. Dos espectaculares CMX1100 Rebel customizadas deberían haberse presentado en el festival Wheels & Waves, que finalmente se canceló

 

Honda muestra la doble personalidad de la CMX1100 Rebel, la nueva hermana mayor de la CMX500 (la segunda motocicleta custom más vendida en Europa en 2020), con dos versiones customizadas radicales construidas por la compañía francesa ‘FCR Original’. Ambos proyectos estaban programados originalmente para aparecer junto a diez CB650Rs personalizadas por los concesionarios, en el festival Wheels and Waves de este año en Biarritz. 

 

Construidas en colaboración con la empresa francesa custom FCR Original

 

La CMX ‘Sport’ y la CMX ‘Bobber’ han sido diseñadas para atraer diferentes sensibilidades, pero ambas muestran claramente el potencial custom de la CMX1100 Rebel que hay escondido bajo su superficie.

 

 

CMX SPORT – “Deportiva, pero para disfrutarla cada día.”

La CMX ‘Sport’ aporta un toque racing agresivo sin dejar de lado la facilidad de uso

 

FCR Original quería destacar el lado práctico y lúdico de la Rebel, pero haciéndola más deportiva, musculosa y agresiva. También se inspiraron en la belleza mecánica y el rendimiento del DCT, que es tan apropiado para el uso diario por motoristas de todas las edades. Después de realizar los bocetos de la moto final, el equipo se puso a trabajar. Una modificación del basculante permitió colocar un par de amortiguadores traseros Öhlins negros, así como una rueda trasera de 17 pulgadas procedente de la CB500F y un neumático Dunlop D212 190/55-ZR17. El guardabarros delantero está fabricado específicamente y es 25mm más bajo; el manillar sobredimensionado añade fuerza de palanca, mientras que el velocímetro se ha desplazado a la tija superior.

 

Impactante en su simplicidad, la carrocería es el resultado de un escaneo completo en 3D y consiste en un depósito de combustible custom de poliéster-carbono (con tapón de aluminio) y un asiento trasero con luz LED y tapizado Alcantara. Los reposapiés fabricados a mano añaden un toque racing, mientras que la pintura roja/negra y los detalles rinden un sutil homenaje a la imagen Honda clásica. El motor es de serie, pero respira a través de un escape de acero inoxidable FCR Original.

 

 

CMX BOBBER - “Reforzar el espíritu custom manteniendo un carácter divertido y lúdico…”

La CMX ‘Bobber’ realza el minimalismo clásico con detalles elegantes

 

Inspirada por el diseño básico de la CMX1100 Rebel, esta interpretación acentúa más el toque custom, acercándolo aún más hacia el mundo bobber. El basculante y la suspensión son de serie, pero es 25mm más baja en la parte frontal, mientras que las llantas custom con radios negros montan voluminosos neumáticos Bridgestone.

 

Haciendo su aportación al estilo bobber están el manillar de aluminio, el asiento de cuero con refuerzos de cuero perforado, guardabarros delantero de aluminio (con acabado Mirrachrome) y cerco del faro pintado. Los intermitentes de LED Mini-Bates FCR Original se esconden limpiamente y, como en la CMX Sport, un escaneo 3D se encargó de producir el depósito de gasolina custom de poliéster-carbono – con acabado satinado Mirrachrome/Azul – y el filtro de aluminio. Un escape FCR Original con revestimiento cerámico es el toque final, realzando la belleza mecánica de la moto.

 

Sobre la CMX1100 Rebel

La CMX1100 Rebel ha sido diseñada para una conducción tranquila y relajada, pero también para proporcionar una experiencia emocionante cuando una carretera de curvas aparece a la vista. Con una gran potencia y un sólido carácter gracias a un motor bicilíndrico de 1,084cc, procedente de la Africa Twin y acertadamente reajustado, unido a un resistente bastidor de acero tubular, suspensión de alta calidad con especificaciones de moto naked y potente frenada, es una moto con una fantástica mezcla de habilidades. Y tal como sale de fábrica, como una bobber del siglo XXI, el aspecto desnudo de la CMX1100 lo dice todo con su diseño sobrio. Los guardabarros de acero delantero y trasero se asientan sobre gruesos neumáticos; un faro circular mezcla el aspecto de la vieja escuela con los LED de la nueva escuela.

¿Sabías qué?

Un salto hacia el lado derecho de nuestro cerebro, el de la emoción, dejando el izquierdo, el racional.