150 aniversario de Ernst Neumann, el creador de la Opel Motoclub

Historias / hace 74 dias

Un genio universal: diseñador de motocicletas, piloto de competición y multitalento artístico

 

El calificativo de “genio universal” se aplica a Ernst Neumann-Neander como a ningún otro. El pintor, diseñador, artista de cabaret, empresario, piloto de competición e ingeniero está vinculado a Opel por la genial moto “Motoclub”. Producida entre 1928 y 1930, la Opel Motoclub era única gracias a su innovador chasis de acero prensado. Este método de construcción fue ideado por Neumann-Neander. Con esta nueva tecnología, Opel pudo reducir el tiempo de fabricación habitual de una moto, de entre 15 y 25 horas, a sólo 4 horas, lo que supuso una revolución en la producción de motocicletas. Esto permitió a Opel ofrecer un excelente producto a un atractivo precio en el menor tiempo posible, permitiendo que la movilidad individual estuviese al alcance de muchos, de forma similar a la del Opel 4/12 CV “Laubfrosch”, el primer coche alemán construido en una cadena de montaje.

 

Innovadora: la motocicleta Opel Motoclub con chasis de acero prensado

 

El diseñador de la Motoclub, Ernst Neumann, nació el 3 de septiembre de 1871 en Kassel, Alemania. A los 19 años ya era un exitoso corredor de biciclos. Sus primeros trabajos fueron como dibujante e ilustrador. Además de sus actividades artísticas, muy influenciadas por el Art Nouveau, y de sus apariciones en el cabaret de Múnich, siempre estuvo muy interesado en la velocidad y la tecnología. Desde niño le fascinaba el desarrollo de la motorización de finales del siglo XIX. En 1904 apareció su primera motocicleta de fabricación propia, con la que participó en subidas y carreras de larga distancia, como la París-Roma-París.

 

 

Fabricada en 1928: la Motoclub 500 “Supersport” en la colección de Opel Classic

 

En 1908 fundó la agencia de publicidad “Ateliers Ernst Neumann für Moderne Reklame” y poco después añadió el diseño de carrocerías a su oferta. A principios de la década de 1920 creó diseños para carroceros, entre los que se encontraba la empresa Hesse Kruck, que trabajaba estrechamente con Opel.

 

Tras la Primera Guerra Mundial Neumann se renombró asimismo “Neumann-Neander” (Neander significa “hombre nuevo” en griego antiguo). Su trabajo se concentró entonces en el diseño y fabricación de motocicletas bajo el nombre “Neander”. Se caracterizaban por un elegante diseño, construcción ligera, gran confort de marcha e innovadoras soluciones técnicas. Ya conocido por su apodo: N2, Neander recibió el primer premio “en todas las categorías por las mejores modificaciones para motocicletas” en un concurso para inventores celebrado en 1924 en Stuttgart. En esa época le invitaron a la Opel Rennbah de Rüsselsheim, donde el joven Fritz von Opel ejerció de anfitrión. El nieto del fundador de la empresa, Adam Opel, y Neumann-Neander acordaron una concesión exclusiva: desde entonces, la moto con chasis de acero prensado de Neander también sería producida y vendida por Opel.

 

 

Opel desarrolló específicamente un motor para “la máquina más manejable del mundo” (según rezaba en la publicidad de Neander): un monocilíndrico de 500 cc que permitía elegir entre dos niveles de potencia: 16 y 22 CV. El color plata mate del metal galvanizado sin pintar contrastaba con el asiento rojo, diversas piezas e incluso los neumáticos en este mismo color, lo que configuraba un aspecto claramente moderno. El nuevo modelo se presentó bajo el nombre “Motoclub”, respaldado de una importante campaña publicitaria, a un precio aproximadamente un 10% inferior que el de las máquinas de Neander, que seguían fabricándose. Opel también recomendó a Neander que fabricase un sidecar, llamado "Pioneer", que se ofreció en muchos concesionarios de Opel.

 

El crack de 1929, la caída de la bolsa de Wall Street, puso fin a la empresa Neander y a la Motoclub de Opel al año siguiente. Mientras tanto, Opel se consolidaba como el fabricante de coches alemán de mayor éxito en este difícil periodo desde un plano económico, y N2, que ya había cumplido los 60 años, fue relegándose a un segundo plano. Sus diseños más conocidos de este periodo (1934-39) son los originales “Fahrmaschinen” de cuatro ruedas. Estos ligeros coches de competición, mezcla entre una moto y un coche, obtuvieron unos respetables resultados en las carreras.

 

 

Neumann-Neander mantuvo su pasión por las soluciones creativas, incluso en su vejez. Creó numerosas motos y triciclos hasta 1950, pero no de producción. A finales de los años 40, un ya anciano N2 inició el último capítulo de su rica y variada vida retomando la pintura. En cinco años pintó más de 100 cuadros.

 

Ernst Neumann-Neander murió el 13 de noviembre de 1954, a los 83 años, dejando tras de sí una extraordinaria y polifacética obra. La Opel Motoclub es una pequeña parte de ella. Una “Supersport” de 1928, que se puede conducir, y que hoy se exhibe orgullosa en la Opel Classic Collection. Esta motocicleta única mantiene vivo el recuerdo del genio universal N2, especialmente en su 150º aniversario.

 

 

Sobre Opel

Opel es uno de los mayores fabricantes de automóviles europeos y un líder en reducción de emisiones de CO2 gracias a su ofensiva de electrificación. La compañía fue fundada por Adam Opel en Rüsselsheim, Alemania, en 1862 y comenzó a construir automóviles en 1899. Opel forma parte de Stellantis NV, un líder mundial creado para la nueva era de la movilidad sostenible como resultado de la fusión de Groupe PSA y FCA Group en enero de 2021. Junto con su filial británica Vauxhall, la compañía desarrolla su negocio en más de 60 países de todo el mundo. Actualmente, Opel está implementando su estrategia de electrificación para asegurar su éxito sostenible y garantizar que se satisfagan las futuras demandas de movilidad de los clientes. En 2024, todos los modelos de turismos ofrecidos en Europa ofrecerán una versión electrificada. Esta estrategia es parte del plan estratégico de la empresa PACE! con el que Opel volverá a ser rentable, se convertirá en eléctrica y será global de forma sostenida.

¿Sabías qué?

Esencia de la moto: Olvidarse del fanatismo por lo innecesario que nos hace perder la verdadera sensación de libertad.