Venta de motos de ensueño: Honda 1.000 Goldwing de 1975-1979

Garajes / hace 1557 dias

La moto lleva bastante tiempo parada, tras un accidente, y está dada de baja temporal en Tráfico.

Manuel Hernández Casañas es un lector de Canariasenmoto que posee una original Honda GoldWing (1975-1979), una de aquellas primigenias de litro del fabricante japonés. Una unidad digna de una completa restauración o que puede servir para servir de donante para un modelo similar.

 

GOLDWING 1.000, UN MODELO MÍTICO DE HONDA CON MOTOR BÓXER

En 1975, Honda comercializó una moto alucinante que había presentado en el Salón de Colonia de 1974. La GL 1000 GoldWing tenía transmisión por cardán y montaba un revolucionario motor de cuatro cilindros horizontales opuestos (boxer) con 999 c.c. y 82 CV de potencia. Era una moto tan increíble como inclasificable: tenía el motor adecuado para hacer muchos kilómetros a muy buen ritmo, pero era demasiado pesada y mazacote para ser una deportiva, y carecía del equipamiento necesario para considerarla una tourer. La GoldWing era una naked que quedaba en tierra de nadie, y fueron los usuarios y el mercado auxiliar los que acabaron definiendo su destino. Sin duda, era una máquina con la que hacer muchos kilómetros, y sus compradores enseguida la equiparon con maletas, pantallas y todo lo necesario para convertirla en una turística confortable. Pero Honda tardaría unos años en captar el mensaje...

 

 

En 1976, la GL estándar recibió la compañía de la edición limitada LTD, mucho más cara y con detalles exclusivos en cuanto a gráficos y accesorios como el asiento, los guardabarros o las llantas doradas.

 

Entre 1977 y 1979, Honda demostró al fin estar atenta a las exigencias de los consumidores incorporando un manillar más alto, puños de neopreno y otras pequeñas mejoras a la moto. Por lo que respecta al motor, unos carburadores más pequeños, un encendido mejorado y unas válvulas de timing más corto definieron aún más el carácter de la GoldWing: perdería algo de velocidad punta en favor de mayor par motor. Honda también dotó el modelo del asiento doble independiente que se convertiría en característico, y en lugar de llantas de radios, las montó de palos. También renovó las suspensiones, aunque la moto seguía comportándose como un ladrillo con ruedas. Además, la fiabilidad de las GL se veía comprometida a veces por oxidaciones y roturas inoportunas.

 

Como más del 80 % de las GoldWing se exportaban a Estados Unidos, Honda decidió construir una planta de producción del modelo en Marysville, Ohio.

¿Sabías qué?

Un salto hacia el lado derecho de nuestro cerebro, el de la emoción, dejando el izquierdo, el racional.