Yamaha XV950 Yard Built “Son of Time” de Numbnuts Motorcycles

El constructor holandés con base en Amsterdam, Numbnut Motorcycles, vuelve a la carga con un nuevo proyecto Yard Built, su nueva Yamaha XV950 denominada 'Son of Time'. En esta ocasión este artesano de las dos ruedas ha tenido como colaborador a TW Steel, especialista en el metal, lográndose así toda una obra maestra de inspiración relojera.

 

En su lucha por sacar la máxima velocidad en recta, Roderick ha recortado y estrechado el chasis, eliminando casi todos los componentes de fábrica Yamaha con la excepción del motor. También se han creado una serie de componentes artesanales Numbnut que dan forma a la motocicleta como son las tapas para el motor junto con otros componentes como las tomas de aire, el asiento o el depósito, dejando claro que esta moto está diseñada para la velocidad.

 

Los compañeros y fabricantes holandeses de Nozem se han encargado de fabricar el escape para poner el tono exacto a la banda sonora, mientras que se recurrió a Dymag para dar forma a unas impresionantes llantas de carbono que permiten reducir el peso y aumentar la velocidad.

 

Los frenos de una moto especializada en rectas tienen que estar a la altura del conjunto y por eso la 'Son of Time' recurre a unas pinzas Brembo monobloque con discos flotantes Brembo de 320 mm y una bomba de freno RCS19. Las manetas ajustables de freno y embrague de PP y los puños Bitwell Kungfu hacen que el piloto tenga siempre el máximo control, mientras que el tacómetro Motogadget Pro proporciona la máxima información sobre el motor.

 

La potencia no sirve para nada si no se puede controlar, y por eso precisamente la Son of Time ha recibido una importante mejora en la suspensión. Roderick acudió a K-Tech para este importante aspecto y se decidió por sus opciones completamente ajustables para la horquilla delantera y la suspensión trasera. Para mantener la “Son of Time” anclada al asfalto se ha recurrido a unos neumáticos Pirelli Diablo Supercorsa.

 

Para sacar la máxima potencia a la XV950 se ha optado por una centralita Power Commander y un cambio rápido, ambos de Dynajet, mientras que el faro delantero LED diseñado por Baja destaca la inspiración deportiva del conjunto. Un sublime lacado en gris y rojo caracteriza el acabado final de la máquina.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN