Krugger Motorcycles homenajea a las TZ con su trabajada Yamaha SR400

Yabd Built realiza un build de MotoGP antológico, cortesía de Krugger Maotocycles

 

Durante los tres últimos años, el programa Yard Built de Yamaha ha superado todas las previsiones, trabajando mano a mano con los principales constructores de customs del mundo para ofrecer variaciones a cuál más original sobre la gama de motocicletas Sport Heritage. La última colaboración, esta vez con el constructor belga Fred 'Krugger' Bertrand, alcanza nuevas cotas de genialidad al entretejer con gran inteligencia una imponente capa de la historia del MotoGP en la Yamaha SR400 custom.

 

Una vez decidido a colaborar con Yamaha en un proyecto Yard Built, Fred tomó como inspiración el trabajo de su buen amigo y paisano Bernard Ansiau, nada menos que el mecánico de MotoGP del que posiblemente sea el mejor piloto de todos los tiempos, Valentino Rossi.

 

Aunque esto ya sería suficiente para garantizar a Bernard un lugar de honor en el Olimpo de los mecánicos de motociclismo, su currículum está lleno de leyendas, ya que ha preparado las máquinas de grandes de Yamaha como Wayne Rainey, Kenny Roberts, Randy Mamola y Norick Abe, entre otros.

 

Fred y Bernard se decidieron a adoptar como base la humilde Yamaha SR400 y sacar a la luz el espíritu de competición de los años 70 en un tributo a las máquinas Yamaha TZ que además llevara la impronta de la trayectoria de Bernard.

 

"Esta Yard Built es una auténtica obra de arte", afirmó Cristian Barelli, coordinador de marketing de Yamaha Motor Europe. "Creo que es imposible plasmar mejor en una custom nuestra historia en el mundo de la competición. Es una belleza de moto, y cuanto más la miras, más detalles asombrosos te encuentras. Normalmente uno no asociaría la SR400 con la MotoGP, pero esta modificación es genuina y auténtica hasta el extremo, una verdadera Yard Built especial".

 

Como cabría esperar de una modificación inspirada en la cima de la MotoGP, el motor de la pequeña SR400 es objeto de un remozado intensivo, en el que hay que destacar el precioso turbocompresor Aisin 300 con cámara de compresión custom. El exclusivo sistema de escape de acero inoxidable se complementa con un carburador S&S de 48 mm que ocupa el lugar del sistema de inyección de combustible. La horquilla, con un fenomenal acabado pulido, se ha bajado y equilibrado con un conjunto de amortiguadores Fox en la parte trasera.  En lo que respecta a los cauchos, se ha equipado la SR400 con unos Dunlop K81, inspirados en el primer neumático que trazó la vuelta al TT de la Isla de Man a más de 160 km/h.

 

El obsesivo perfeccionismo de Fred se ha desatado de tal manera a lo largo y ancho de la SR400 que el número de detalles custom que cabría mencionar es poco menos que abrumador. En la parte delantera, el cuentakilómetros, los interruptores y los puños Motogadget se agazapan tras un pequeño carenado personalizado por encima de una tija superior modificada y un manillar custom. Los frenos y el embrague también se han mejorado con unos Beringer, lo que añade el nervio necesario para meter en cintura el turbocompresor de la 400.

 

Se ha conservado el depósito de combustible original de la SR400, aunque con modificaciones para hacerlo más largo y estrecho, y todos los componentes eléctricos se ocultan tras el colín personalizado. Una fabulosa interpretación del patrón Speedblock de Yamaha en blanco y azul pone la guinda a la decoración, con un diseño en el que figuran los nombres de todos los pilotos que jalonan la trayectoria de Bernard en la competición. Y bajo el asiento trasero, los más avispados distinguirán un pequeño y fabuloso homenaje al mismísimo Doctor Rossi... Mejor, imposible. Es una verdadera obra de arte.

 

Para obtener más información sobre Krugger visita www.krugger.net

 

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN